HP F4480 / Algo que decir.

Pues para no perder el ritmo y comentar un poco; éste equipo quizá no fue de lo mejor pensado, pero tampoco ha sido mala, como todo, tiene sus buenas y malas cosas.

En su tiempo fue bastante económico el precio de adquisición, pero con los costos de los cartuchos la pobre ha dejado muy mala huella, tiene buena velocidad de impresión, calidad de impresión con sus cartuchos nuevo y originales, pero con el tiempo ya casi se convierte en un lujo mantenerla con cartuchos nuevos, el cliente siempre buscará economía, y quién no en estos tiempos?

Usar cartuchos de marcas genéricas no siempre es una solución viable, es medio caprichosa para aceptarlos o rendir igual que con los originales, amén de aceptarlos.

Colocar el siempre nombrado y muy buscado “sistema de tinta continua” no ha sido la mejor solución, éstos tanques con sus mangueras son una carga para el motor del carro de impresión, no siempre puede con el peso adicional de las mangueras, aunado al poco cuidado que ponen los instaladores para la fijación y el recorrido de las mismas; hay que recordar que a estas alturas el equipo no fue diseñado para eso, y el fabricante, puedo decir, vive de los cartuchos originales y no de la venta del equipo, y mucho menos a éstas alturas en que el precio de solo uno supera el de la impresora, con el poco rendimiento que estos nos dan.

De una u otra manera, aunque no sea muy cómodo hacerlo, para el usuario normal, es mejor tener siempre una inyectadora a mano y mantener los cartuchos siempre con un nivel de tinta adecuado para que realicen su trabajo y no se deterioren antes de tiempo por la falla en los inyectores por el recalentamiento de los mismo, siempre he pensado que la tinta no solo sirve para la impresión si no para mantener el cartucho a buena temperatura, eso de dejarlos sin tinta, o sacarles hasta la última gota, no me parece muy buena idea, es como el cliente que piensa que por solo imprimir en negro no le presta cuidado al cartucho de color, de forma inteligente el fabricante ha pensado en que la impresora se ayude con el cartucho de color para agilizar la impresión en negro, es decir, letras grandes como títulos o muy extensos usarán el cartucho de color combinando los colores y repasándolo con el negro para que se mantenga la calidad y velocidad de impresión.

Hablar del escáner, pues no hay malo que decir al respecto, desde varios años el fabricante se ha apoyado en su típico escáner por el buen resultado que ha dado, solo cambiando algo en el diseño de montaje para adaptarlo a los equipos, otras bases, rieles, etc… pero siempre es el mismo.

Algo que puedo criticar de la serie F de las impresoras HP, es la tarjeta electrónica que detecta los cartuchos, en la mayoría de los casos no detecta el cartucho color y por ende hay que solucionarlo cambiando la tarjeta; aunque una que otra vez éste mal se le puede “achacar” a los derrames de tinta que sufren los cartuchos mal recargados, las susodichas entran en corto y no hay remedio. Una que otra vez con buen mantenimiento, y reseteando la impresora a su estado original, lo que en la mayoría de los casos es un “hard reset” pueden volver a detectar el cartucho, pero de seguro lo hará de forma intermitente, el mal ya está hecho.

En su tiempo fue un equipo aceptable, he conseguido algunas de éstas impresoras con una buena cantidad de “kilometraje” y seguir funcionando como al principio, estoy hablando de más de 6.000 impresiones, cosa que no es despreciable para un equipo tan sencillo.

 

Anuncios

Epson L210 / Resetear niveles de tinta

Aunque tengo un par de entradas atrasadas voy a escribir ésta para irme poniendo al día…

La Epson L210, impresora multifuncional con sistema de tinta instalado originalmente por la misma gente de de Epson ( +epsonlatinoamerica ) #epson muy buen equipo, para trabajo medianamente arduo, con la ventaja de tener el sistema de tinta continuo instalado de forma original y con garantía, aunque no todo es perfecto, a veces puede darnos problemas por culpa del software de algunas series; en su Estatus Monitor nos puede indicar que es tiempo de resetear los niveles de tinta y dispone de un botón para indicarnos el procedimiento, pero por esos pequeños errores no nos lleva al lugar donde deberíamos introducir los códigos para indicarle al equipo que hemos recargado los tanques, así que aunque los llenamos de la tinta respectiva no va a dejar de indicar que falta tinta, y no nos dejará imprimir. Hay que hacer la salvedad que esto de colocar tinta en los depósitos no es como ir a una estación de gasolina y llenar el tanque del automóvil, la impresora no tiene un flotante que confirme que en realidad hemos colocado tinta, y para efectos de la Epson, que hemos colocado tínta original con los respectivos códigos, la manera original que le indica a la impresora que hemos colocado tinta es con los códigos que tienen las botellas, así que aunque le introducimos los códigos y no le colocamos la tinta, la impresora se dará por entendida que colocamos tinta, lo cual es un mal procedimiento, llenaríamos las mangueras y el sistema con aire..!

Pero como dice el dicho, “el que hace la ley, hace la trampa” qué pasa sí usamos la impresora como simple “fotocopiadora” sin estar conectada a una computadora para introducir los códigos? Pues los amables asiáticos han dispuesto una manera sencilla de “resetear los niveles de tinta”  1. apagamos la impresora, esperamos un tiempo prudencial (unos 10seg) y presionamos el botón de encendido durante 15seg aproximadamente, la impresora hará su rutina de encendido normal, soltamos el botón de encendido y lo volvemos a presionar durante 15seg más (sin importarnos que se apague, volverá a encender) transcurridos los 15seg soltamos el botón de encendido (aun nos indicará falta de tinta) y procedemos a presionar y soltar el botón de cancelar, de forma instantánea se apagará el indicador de tinta y hemos reseteado los niveles de tinta.

Nota extra: éste procedimiento también es válido para usar las tintas genéricas sin códigos, pero recuerden que podemos perder calidad de impresión y dañar los cabezales de la impresora, las tintas genéricas pueden ser muy grumosas y tapar el cabezal. (quizá por eso el procedimiento antes mencionado no es muy conocido o hecho saber por parte del fabricante)

Epson LX300+ II / Mantenimiento

Este ha sido un verdadero caballo de batalla desde la memorable Epson FX-80, ya ahora con algo más de tecnología y comodidad para el usuario común, además de su puerto paralelo tradicional, el puerto serial y el más usado actualmente puerto USB…

No hay mucho que escribir sobre ella que lo tradicional no nos haga saber, 80 columnas de ancho, posibilidad para hojas sueltas y tractor de hojas en forma continua, excelente equipo para facturar, informes, para el uso de contadores y otros trabajos donde no nos importe mucho la calidad de impresión, bastante rápidas sí se les configura para imprimir con los tipos de letras que ya vienen incluidas en su firmware, porque de usarlas con letras incluidas en los sistemas operativos, que al fin y al cabo son modo gráfico, la cosa se hará bastante lenta y por demás ruidosa.

Sus principales problemas? La perilla, muy fácilmente se parte y desliza evitando que podamos hacer avanzar el papel de forma manual, creo que no lo pensaron muy bien para ese uso. Lo otro que suele dar problemas es el carro de la cabeza de impresión, con el tiempo y uso suele llenarse de polvo el eje donde corre el carro y con el lubricante se hace una pasta que se endurece trancando el mismo, haciendo que la impresora pierda su posición horizontal indicando carro trancado con unos pitidos continuos que se hacen estresantes, la mayoría de las veces éste problema se soluciona con un buen mantenimiento al equipo, eliminando la suciedad y lubricantes de ambas piezas, el eje y las bocinas del carro de impresión, se lubrica nuevamente y se comprueba que no haya ningún tipo de trabas en el recorrido.

Una de las quejas que también he oído de los clientes es el mismo carro trancado, pero no por la falta de  lubricado o mantenimiento, otro de los motivos por lo cual el carro se puede trancar en su recorrido es la mala colocación de la palanca de cantidad de copias, la cual está al extremo izquierdo dentro de la impresora haciendo su pivote en el eje del carro de impresión, ésta palanca nos sirve para alejar o acercar el carro al rodillo de impresión para determinar la cantidad de hojas sobre las que se intenta imprimir, desde su posición más cerca al rodillo, para hojas delgadas como base 16 (usadas para facturas) y alejándola del rodillo por cada una de las respectivas posiciones para, desde su segunda posición, para imprimir en papel base 20 y hasta una copia, incluyendo la respectiva hoja de papel carbón, y desde dos hojas para copia por cada posición para un máximo recomendado de un original y seis copias dependiendo del tipo de papel.

En general un equipo para trabajo duro.

Epson XP-201 / Aviso Fin de Almohadillas

Los equipos Epson son bastante buenos para trabajo general y de bastante demanda, pero como todos los equipos, tienen sus limitaciones; éste modelo de impresora es algo pequeña para trabajo arduo, aunado a la poca capacidad de los tanques de tinta se ha hecho muy conveniente las instalación por terceros de los llamados “Sistema de Tinta Continua”, como técnico dedicado al mantenimiento de estos equipos no soy partidario de estos sistemas, pero se ha dado la necesidad por los altos costos de los cartuchos en mi país (Venezuela).

Digo que no soy muy partidario de éstos sistemas porque a los usuarios no se les hace saber el debido uso; las impresoras Epson no tienen una manera exacta de determinar cuánta tinta real hay en sus cartuchos originales, se asume por la cantidad de impresiones o gotas que salen de los inyectores, por ende llevan contadores internos para ésto, al colocar el sistema de tinta continua igualmente determinarán por las impresiones cuando los cartuchos están por agotarse o ya no tienen tinta, para eso se ha ingeniado un botón sobre los cartuchos del sistema de tinta que al presionar en el debido momento le indica a la impresora que el cartucho respectivo se ha “cambiado” poniendo a cero (0) dicho contador del respectivo color de cartucho.

Cuando la impresora indica que un cartucho se ha agotado procedemos a presionar el botón de “CANCELAR” y el cabezal se posicionará en el respectivo cartucho vacío, al presionar de nuevo el botón de “CANCELAR” y si no hay ningún otro cartucho “VACÍO” el conjunto de cartuchos se desplazará a la posición para cambiar los cartuchos, momento en el cual procedemos a presionar el botón que esta sobre los cartuchos, al presionar nuevamente el botón “CANCELAR” la impresora moverá el conjunto a la posición de descanso y pondrá en funcionamiento el mecanismo de limpieza y descarga de tinta para preparar de nuevo la impresora, dejándola lista para continuar la impresión.

Detalle importante con estos sistemas de tinta continua, debemos en la medida de lo posible estar siempre al pendiente de no dejar vaciar los recipientes, mantenerlos como mínimo a un cuarto de su capacidad para evitar la entrada de aire al sistema, lo cual conllevaría a tener que purgar el sistema.

Otro de los contadores implementados por las impresoras Epson es el de las almohadillas, o el de la vida útil de las mismas; estas almohadillas se encargan de recoger la tinta que es succionada por el sistema de limpieza de los cartuchos, tarea que la impresora ejecuta cada cierto tiempo al imprimir y cada vez que es encendida (por eso podemos consumir la tinta sin haber impreso). Éste contador solo se puede restablecer a cero (0) por software ya que el fabricante asume que las almohadillas están a punto de rebosarse y derramarse dentro del equipo (normalmente se pueden re-usar las almohadillas al lavarlas y dejar secar); hay muchas páginas donde disponen para las descargas de dicho software, en general no hay la necesidad de comprarlo. Cuidado al utilizar éste tipo de software, podemos hacer que la impresora no funcione más al manipular cualquier otra de las opciones del mismo sin conocimiento.

  

Comenzando las entradas / Canon MP250 / error alimentación de papel.

Pues por acá intentaré mostrar mis jornadas laborales y la forma en que suelo solucionar todos aquellos inconvenientes que se le presentan a los equipos de los clientes que solicitan nuestros servicios en los dos talleres para los que laboro, así como otros que se puedan presentar de manera particular, uno que otro consejo para ayudar a no volvernos tan locos con los equipos y procedimientos al trabajar con ellos.

Comenzaré por algo básico para ir probando cómo me va con el blog y qué cambios puedo hacer al mismo.

Algo muy frecuente en impresoras donde la carga de papel es desde la parte superior. en éste caso una Canon MP 250, es muy fácil que a éste tipo de impresoras le caigan objetos por donde se carga el papel, sean grapas, clips, botones, y cualquier otra cantidad de objetos extraños (y mira que he conseguido cosas “raras”), y al intentar hacer una copia o impresión el objeto sea empujado por la hoja de papel a los rodillos de alimentación de papel, lo que trae como consecuencia el trabe del mismo; no hay la suficiente presión en los mecanismos como ayudar a que los objetos salgan por su propia cuenta, obstruyendo el libre paso de la hoja, dependiendo del tamaño del objeto podemos sacarlo con el equipo desconectado de la red eléctrica y ayudados por la misma hoja, siempre en el sentido de la alimentación de papel, no en sentido contrario; en otros casos nos toca desarmar casi por completo el equipo, no siempre suele salir el objeto simplemente volteando de “cabeza” el equipo…

La mayoría de las impresoras multifuncionales Canon son bastante engorrosas para desarmar, muchas tapas plásticas una sobre otras, con muchos “ganchos” a presión y con una buena cantidad de tornillos; hay que armarse de paciencia y separar en dos lo que la mayoría de las veces llamamos “concha de almeja” la parte de la impresora, y la del escáner, localizar el objeto y hacerlo deslizar por debajo de los rodillos de goma, o en su defecto, extraer hasta las partes metálicas por donde se desliza el carro que porta los cartuchos (otra buena cantidad de tornillos). En las fotos siguientes hubo que proceder de esa manera. Hay que poner atención al sensor de papel para no dañarlo con éste procedimiento.

Los cables “planos” que conectan las diferentes partes eléctricas de los equipos Canon son algo delicados, así que no esta de más sugerir que los traten con cuidado pero con firmeza.